"14 y 15 de Mayo: Gesta Independentista del Paraguay"

Loading...

domingo, 6 de septiembre de 2009

En cuenta regresiva

Comenzaron los primeros trabajos de presentación de propuestas a diversas instituciones nacionales e internacionales, para el apoyo al Proyecto mandu'areño "14 y 15 de Mayo: Gesta Independentista del Paraguay".
Todas las espectativas, están puestas para Mayo de 2010. Nuevamente, se inició la cuenta regresiva rumbo a la muestra del éxito de la cultura, la solidaridad y el patriotismo paraguayo

lunes, 6 de julio de 2009

IAEE-A.C.M en curso de Liderazgo Estratégico 2009



El Instituto de Altos Estudios Estratégicos y la Asociación Cultural Mandu'arâ, se encuentran desarrollando desde marzo de 2009 el curso denominado Liderazgo Estratégico. El mismo, es el primero en su forma, realizado en el marco institucional de la más alta casa de estudios paraguaya, también conocida como "Colegio Nacional de Guerra".


La Comisión Directiva de la A.C.M, recibió de parte de la Dirección del IAEE, la facultad de postulación y admisión de los cursantes de este curso, con énfasis en Defensa Nacional, Seguridad Nacional y Geopolítica.


Reseña Histórica sobre el Instituto de Altos Estudios Estratégicos *
La Escuela Superior de Guerra (ESG) constituía algo así como la universidad militar, donde se enseñaban los secretos de la alta estrategia de la ciencia militar, en sus más variados aspectos. En ella se formaban los futuros jefes, aquéllos que comandarán las Fuerzas Armadas, en caso de guerra. Hasta principios de la década de 1950, los estudios superiores de la carrera militar, culminaban en la Escuela Superior de Guerra.
En esta institución se dotaba a los oficiales, los conocimientos teóricos y doctrinarios del Estado Mayor, así como la conducción y el desempeño de sus servicios y se confería la capacidad intelectual necesaria para captar y comprender las manifestaciones de la realidad nacional y obtener de ella, ideas claras y conclusiones precisas para la solución de los problemas militares del país.
El conocimiento que se requiere para el planeamiento de los problemas concernientes a la Defensa Nacional, son múltiples y variados, entre ellos se deben citar, los espirituales, los morales, los sociales, los políticos y los económicos.
En ese orden interesa averiguar los factores étnicos, históricos y sociológicos conformadores de nuestra nacionalidad, como una manera de inquirir las expresiones espirituales y sentimentales típicas de nuestro pueblo, su idiosincrasia, sus ideales nacionalistas y patrióticos, su sentido del deber y del honor, la debilidad o la firmeza de su voluntad para las empresas de obra común.
También deberá considerarse la localización, extensión y configuración geográfica del territorio nacional, su posición internacional en función de sus intereses, sus aspiraciones y su seguridad, la población, su composición, su número, su grado de adelanto social, cultural, científico y técnico, el poder económico de la nación, su grado de desarrollo industrial y comercial, sus medios de comunicaciones y transportes, etc., factores todos que deben ser estudiados y conocidos íntimamente.
Las ideas y conclusiones obtenidas mediante el análisis y el conocimiento acabado de las necesidades, los medios y las posibilidades reales del país, permitirán establecer planes y programas para diseñar su defensa, con el contenido y la trascendencia de una doctrina de pensamiento y de acción.
La Escuela Superior de Guerra inició sus cursos en marzo de 1931, con una brillante pléyade de jefes de Estado Mayor, enviados por el gobierno de la República Argentina, quienes tuvieron a su cargo la dirección y enseñanza en la flamante institución. Como jefe de la Misión Militar Argentina, estaba destacado un pundonoroso oficial de Estado Mayor del Ejército hermano: el Teniente Coronel Abraham Schweitzer.
La Misión Militar tuvo a cargo la redacción del Plan de Estudio y el Reglamento del Curso. El artículo primero del citado reglamento, rezaba así: "La Escuela Superior de Guerra tiene la misión de iniciar, a un cierto número de oficiales, especialmente aptos, de todas las armas, en los conocimientos militares superiores necesarios para el servicio del Estado Mayor y para el ejercicio de los altos comandos o el desempeño de ellos".
El gobierno designó a los oficiales que debían seguir el primer curso, que funcionó normalmente durante todo el año 1931. En 1932 comenzó a funcionar el segundo curso, hasta el 15 de agosto, fecha en que el Gobierno Argentino retiró su misión, como prueba de neutralidad en el conflicto con de Bolivia, que como se sabe tuvo su inicio el 15 de julio, con la retoma del fortín Pitiantuta. Pero a pesar de su efímero funcionamiento, de solamente año y medio, dio un magnífico fruto. De allí surgieron algunos de los brillantes jefes que contribuyeron, con sus conocimientos, a la obtención de nuestras victorias, en la guerra de 1932 a 1935.
La Escuela Superior de Guerra, se reorganizó en la posguerra, en el año 1938, bajo la dirección de la Misión Militar Francesa, encabezada por el Coronel Ernest Petit. Esta misión realizó una fecunda labor, perfeccionando y reorganizando las reparticiones más importantes de las FF.AA. Por los rigurosos cursos de la ESG pasaron distinguidos Jefes de esa época, todos ex-combatientes de la Guerra del Chaco. Este instituto de formación superior contribuyó positivamente a profundizar la mentalidad profesionalista e institucionalista de los cuadros de las FF.AA.
Posteriormente durante el gobierno del Gral. Higinio Morinigo se instala en el país una época de graves disturbios políticos, que culmina con la revolución de 1947 y al mismo se produce la finalización de la 2ª Guerra Mundial, cuyas consecuencias se vieron reflejadas en la cambiante orientación de la estructura militar.
En 1950 se reestructura nuevamente la Escuela Superior de Guerra (ESG), y se conviene con el Gobierno de los EE.UU. de Norte América, que la Misión del U.S. Army coopere con la ESG, bajo la dirección de otro esclarecido ex combatiente de la Guerra del Chaco, el General División Fulgencio Yegros G. buscando con ello ampliar el escenario del conocimiento y del profesionalismo de los jefes militares paraguayos.
El aprendizaje contempla la realización de dos cursos. El curso básico que corresponde a oficiales y jefes, similares a los cursos que se dispensan en U.S en las escuelas de formación militar, sin distinción especializada. El curso avanzado es similar al ofrecido en el Colegio de Comando y Estado Mayor del Estado de Kansas. En conjunto, ambos cursos duran dos años, que al terminar exitosamente, los oficiales participantes obtienen el diploma y el honor de usar la insignia de Estado Mayor, codiciada por el Personal Militar, porque quien la ostenta es considerado como un oficial de prestigio, además de ser calificado como inteligente y distinguido.
Al finalizar los cursos de la 1ª remesa, su Director, General División Fulgencio Yegros decía, que agradecía a los señores profesores nacionales y a los Jefes y Oficiales de nuestras fuerzas armadas que han puesto su decidida colaboración para llevar a cabo esta tarea, especialmente va mi homenaje de admiración, simpatía y gratitud a los ilustres componentes de la Misiones Militares de los Estados Unidos de Norteamérica y de la República Federativa del Brasil por el amplío espíritu de cooperación y amistad americanista puestos para el normal funcionamiento de ESG.
Entre los profesores norteamericanos se destacaban: El General HC. George W. Busbey, Jefe de la Misión Militar Norteamericana, quien actúa como supervisor general. El Cnel. HC. John G. Benner como supervisor del curso avanzado. Luego como instructores el Cnel. HC. Roberto Williams, y los Tenientes Coroneles HC. Howard Hooker y Julio Martorani (este último, ex miembro de redacción de "Military Review", órgano de la Escuela de Comando y Estado Mayor de Fort Leavenworth de Estados Unidos de Norteamérica) y no podemos dejar de mencionar al Cnel.Edwin V. Sutherland.
Los militares brasileros que se destacaron en esa época fueron sucesivamente, los Tenientes Coroneles Almério De Castro Neves, Joao J. Baptista Tubino, Alfredo Molinari y el Coronel Murat Guimaraes.
Entre los profesores paraguayos se destacan: los doctores Emilio Saguier Aceval, Raúl Sapena Pastor, Viriato Díaz Pérez y E. González Riobóo, y el Coronel DIM César Barrientos y los Coroneles DEM Milciades Ramos Jiménez, César Bejarano y Demetrio Cardozo, el Teniente Coronel DEM. Rubén Ortiz, y los Mayores DEM Carlos Garcete, Justo R, Bóveda y Merardo Pino. Posteriormente se sumaron, los Tenientes Coroneles DEM Carlos Frutos, Marcial Alborno y Carlos Muñoz y el Mayor DEM Pedro Ortiz Molinas.
El objetivo final de la Misión del U.S. Army, era que los instructores paraguayos se encarguen del reclutamiento del currículo y de la selección anual de los alumnos que deben participar en las aulas de la Escuela Superior de Guerra, además de la dirección de la escuela, así como del programa de estudio, la preparación de horarios detallados, la disciplina en las discusiones de problemas, la conducta de trabajo del aula. Con este fin, los objetivos están diseñados para inculcar la confianza en sí mismo a los alumnos y a la formación profesional del personal docente paraguayo. El progreso es un hecho y su efecto es sentido, la Misión Norteamericana, en su relación con la Escuela Superior de Guerra, expresa su preocupación en el sentido de guardar muy bien las enseñanzas impartidas, que no se pierda nada de lo que con tanto esfuerzo se ha logrado transferir al oficial paraguayo.
Dentro de las tareas, se ha desarrollado una biblioteca profesional en la Escuela Superior de Guerra, que constantemente es aumentada por la adquisición de las últimas publicaciones militares de las escuelas de EE.UU., de las que fluyen una corriente continua, problemas seleccionados y estudios y lo último en manuales de campo, formándose así una disciplina organizativa y operacional.
Hacia finales de 1950, se reorganizó el Consejo Nacional de la Defensa, que funcionaba durante la Guerra del Chaco, creándose una institución encargada de formar a los altos funcionarios, civiles y militares, responsables de la elaboración de los planes de Defensa Nacional. Este instituto se denomino inicialmente, “Colegio Nacional de Guerra”, hoy se lo conoce como “Instituto de Altos Estudios Estratégicos”.
Por Orden General Nº 36 de fecha 20 de marzo de 1969 fue sustituida la denominación de la Escuela Superior de Guerra por la de Escuela de Comando y Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y luego a Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército - ECEME.
Por Orden General N° 132 de fecha 17 de julio de 2002, del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, se le instituye el nombre del glorioso conductor de la Guerra del Chaco y Héroe Nacional, “Mcal. José Félix Estigarribia”.
(*) Por el Gral. de División (S.R) Fulgencio Yegros Girola.

Presentaciones de la A.C.M en el Mes de la Patria


Diario Última Hora.



Diario ABC color.


Diario La Nación.


Portal Paraguayo de Noticias
Portal Oficial del Estado. IPParaguay.

lunes, 12 de enero de 2009

El 2009 se viene con atractivos audiovisuales locales

Por Roberto Gómez Palacios

ARTE Y ESPECTÁCULOS Miércoles, 07 de Enero de 2009. Diario Última Hora.





Jóvenes y talentosos productores de cine, miniseries, cortos, documentales y otros tienen una agenda cargada de realizaciones, demostrando que esta área artística se abre paso ante las adversidades.

Paraguay se abre cada vez más a la producción de audiovisuales, aunque el apoyo aún es escaso para la gente que los produce.
Varios premios fueron ganados por paraguayos y paraguayas en años anteriores, y para el 2009 se anuncian nuevas realizaciones.
Películas cinematográficas, cortos, telenovelas, miniseries y otras producciones conforman la gama de "tentaciones" para los productores.
Gustavo Delgado, por ejemplo, tiene proyectados cuatro producciones de alto vuelo.
El año pasado había estrenado la película El reflejo, cuya continuidad pretende convertirla en una trilogía.
Dos películas que la secundarán las tiene fijadas en la mente, más otras dos que serán miniseries para televisión.
"Lastimosamente, en el cine el dinero que se invierte no se recupera, pero en la televisión hay más oportunidades. Por eso planeo ambas cosas, y ojalá se concreten, porque serán importantes", confiesa Delgado.
Pero no solamente el dinero para el montaje es primordial. Lo ideal sería contar con gente capacitada para trabajar en esta "fábrica sin chimeneas que representa el séptimo arte", dice, dejando entrever que en Paraguay el problema mayor es la falta de mano de obra especializada. "¿Cuántos actores y actrices capacitados para el cine conocés? Además faltan profesionales como copistas, operadores certificados, que sepan hacer planos; ni el que empuja el carrito de la cámara hay", arremete Delgado.
En lo artístico tampoco existen diseñadores de producción, por lo que las cintas se basan más en lo técnico que en ese punto.
El realizador explica que otro de los problemas que encuentran los directores es la calidad de actores. Señala que los protagonistas son -por lo general- personas que estudiaron teatro y otras que nunca lo hicieron, con dramatizaciones exageradas, poco o nada naturales.


PREPARACIÓN. Maneglia- Schembori, una firma asociada por dos grandes talentos a la hora de filmar, también está con nuevos planes.
No se enfocan en miniseries como las que se conocieron de ellos desde hace unos años, sino que saltan a un rubro mayor: el cine.
Juan Carlos Maneglia prepara el guión de lo que será la historia Siete cajas, que, si las cosas marchan bien, en este nuevo año será una realidad, con la ayuda de su inseparable compañera de fórmula, Tana Schémbori.
"Todavía no está regularizado porque no hay fecha, pero estamos con la intención de hacer la película este año. Como el cine requiere de mucho tiempo, preferimos no hacer nada para la televisión, de modo que el trabajo salga bien", comenta Tana.


Manuel Cuenca es otro realizador que en el transcurso de estos 12 meses pretende realizar un cásting para un largometraje, cuya dirección estará a su cargo.
Pero en medio de eso seguirá con sus documentales desde la televisión. Ya realizó más de 700 documentales, y este año pretende sumar a su lista unos 50 más. "Muchas de las que voy a presentar este año ya fueron filmadas en el 2008", dice.
Su nuevo timón gira en torno a los barcos que naufragaron en nuestros ríos durante la época de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870).
Para ello trabaja con un grupo de jóvenes de la Asociación Cultural Mandu'arã, el historiador naval Jaime Grau y el camarógrafo Mílner Cuenca.
También en la coordinación de otra edición del Ciclo de Cine Ta'anga, de El Cabildo.
*********
Manuel Cuenca y Mandu'arâ. El ciclo de investigaciones registradas por los autores de "A la búsqueda de barcos perdidos", es proyectado por las pantallas del SNT. En la imagen, la Expedición al rescate del Eponina.

jueves, 8 de enero de 2009

Un héroe entre el camalotal del río

Reconocimiento de los restos de la nave "Paraguarí".

Por Silvia Páez Monges G.




Bajó el río, y reflotó un soldado. A la vista, quedaron los restos del Buque "Paraguarí", el que en su momento de esplendor fue la embarcación mas lujosa, uno de los mas grandes de la Flota Mercante y luego, de la Marina de Guerra del Paraguay.

El Cap. Don Jaime Grau, experto en Historia Naval del Paraguay y el Río de la Plata, acompañó a la delegación de la Asociación Cultural Mandu'arâ hasta la isla formada por la bajante del río Paraguay. A un costado, el coloso de madera y metal mostraba el esqueleto.
Luego de hacer un breve reconocimiento del escenario histórico, se procedió a la medición actual y a la limpieza superficial de los restos. Durante el desarrollo de estas actividades, se habló con el experto desde el origen del Barco, Inglaterra; su labor en la Guerra contra la Triple Alianza(1865-1870) ; hasta su destino final, encallado en el río Paraguay, cerca del Puente Remanso.
La Revista de la Semana, por Manuel Cuenca con cámaras de Milner Cuenca del Canal 9, grabó en la ocasión un capítulo más para la serie de reconocimientos navales del grupo Mandu'arâ: " A la búsqueda de barcos perdidos". Cabe destacar, que los primeros capítulos rescataron los estudios de reconocimiento del Buque Hospital Eponina, en zona de Paso de Patria, confundido históricamente con el Acorazado Río de Janeiro.


Documentados. Fabián Chamorro, presidente de la A.C.M, se refirió al trabajo de investigación y a la actividad cultural del grupo.

Patriotas. Con el nuevo rescate histórico y difusión a nivel país, Mandu'arâ suma otro aporte profesional a la cultura paraguaya.