"14 y 15 de Mayo: Gesta Independentista del Paraguay"

Loading...

martes, 30 de diciembre de 2008

Resolución 01/2008


Asunción, 27 de diciembre de 2008.-

RESOLUCIÓN No. 1/2008

VISTO:La “Proclama” y manifestaciones vertidas por un grupo de socios autodenominados “Centinela”, y que tuvo divulgación pública; y CONSIDERANDO: Que la Asociación Cultural Mandu’ará es una institución de carácter cultural, que tiene como objetivo principal la difusión, revalorización, y estudio de la Cultura e Historia paraguaya, regida por un Estatuto, la Constitución y las Leyes de la República;Que los órganos de dirección de la Asociación son la Asamblea General y Comisión Directiva, esta designada por la Asamblea;Que el Art. 34 inc. d) del Estatuto establece que es atribución de la C.D. constituir comisiones de trabajo y reglamentar el funcionamiento de las mismas; inc. j) estructurar y administrar la asociación, crear y suprimir cargos;Que estando establecidas las autoridades de la Asociación, y nombradas las actuales comisiones de trabajo, se vuelve incompatible con el estatuto la formación de un “grupo” interno, bajo la denominación que sea, y mucho menos con un carácter ideológico, ya que la naturaleza de la Asociación es Cultural, no confesional, política ni ideológica; siendo estas cuestiones potestad exclusiva y excluyente de la C.D., ó en su caso, la Asamblea;Que cualquier propuesta de trabajo o inquietudes por parte de los socios debe ser presentada a la C.D. para su consideración, y en su caso, aprobación para su implementación o rectificación de aquellas cuestiones que puedan ser mejorables.Que el Art. 15 del Estatuto establece que son motivos justificados de exclusión de un socio a) El incumplimiento de los estatutos, sus modificaciones, Reglamentos internos, de las resoluciones de la Asamblea General de Socios y de la Comisión Directiva, por su gravedad impidan el cumplimiento de los fines de la Asociación o perjudiquen gravemente el desarrollo de sus actividades o fines b) La realización de actos o la materialización de hechos contrarios a los fines y objetivos específicos de la Asociación;
Por tanto, la C.D. de la Asociación Cultural Manduará, reunida en sesión extraordinaria,RESUELVE:
1. ACLARAR que la Asociación Cultural Mandu’ará tiene como objetivo el estudio y difusión de todo el periodo histórico y cultural del Paraguay, incluyendo el periodo pre-colombino inclusive, no solamente un aspecto de su historia, y no toma partido en forma oficial por cualesquiera de las corrientes históricas ni ideológicas que han surgido a lo largo de su historia;
2. ACLARAR que solamente la C.D. puede crear grupos de trabajo, siendo potestad de la Asamblea General la creación de Comités y la designación de sus Coordinadores;
3. ADVERTIR a todos los socios que un comportamiento contrario a los fines de la Asociación, y el incumplimiento de los Estatutos, traerá aparejado la aplicación de las sanciones previstas en el Estatuto;
4. EXHORTAR a los socios a mantener la unidad del grupo, basados en el respeto, la tolerancia, apertura y trabajar todos juntos por los fines comunes para los que fue creada la Asociación.

(FIRMADO): FABIAN ALBERTO CHAMORRO; EDGAR CACERES; JOSE LUIS ACOSTA; ADRIANA NOELIA BENITEZ; MARIA DE LOURDES ALMADA; EDUARDO NAKAYAMA; CARLOS VON HOROCH.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Al galope hacia La Milagrosa

Desde el cruce de la ciudad de San Bernardino, a trote lento, entre el bullicio de las banditas y los peregrinos, llegaron los promeseros de la Asociación de Jinetes del Paraguay. A las 11, coparon la explanada de la Basílica de Caacupé para la celebración de la misa, donde mostraron el poder de convocatoria de la Cruzada Nacional por la Paz.


Las amazonas marcaron el paso. El viento Sur les sacudía la jerga. Las botas en los estribos hincaban las costillas de los pintos, percherones y alazanes; y sobre las alas anchas de sus sombreros alumbraba el Sol de la Cordillera.

Los peregrinos se detenían, daban paso y se sonreían al ver el correaje de plata resplandeciente de los caballos. Entraron a Caacupé, y todo el pueblo vibró la alegría promesera del tropel.

Montados en la fe. Delfín Güimaraes, Presidente de la Asociación de Jinetes del Paraguay (A.J.P.), encabezó la delegación ecuestre. Señaló que por tercer año consecutivo realizan la peregrinación montada. “Este gesto tiene un sentido espiritual; con él, enviamos un mensaje de paz en un tiempo que la necesita.”


Cándido Cárdenas, Obispo auxiliar del Chaco, ofició la misa de la que participó la comitiva. Instalados con sus representantes, los jinetes de 13 departamentos celebraron la Eucaristía, matizada con momentos propios, tradicionales de esta agrupación. Cantos propios de los jinetes, con ofrendas traídas de los distintos departamentos: Canendiyú, San Pedro, Alto Paraná, Caaguazú, Guairá, Caazapá, Misiones, Itapúa, Pilar, Paraguari, Chaco, Central, y Cordillera.


El sacerdote, enfatizó en su homilía la necesidad de una formación religiosa seria, “para todos, cada cual, según profese su religión. Es el sentido religioso que da fundamento a la trascendencia de la vida humana y sustenta los valores espirituales. La vida humana, el matrimonio y la familia, no sólo tienen la dimensión físico-material, (…) Se fundamentan en lo espiritual.


Esperanza guaraní. El presidente de la A.J.P, Guimaraes, enfatizó la importancia de la cruzada, “porque reúne a los paraguayos rogando por la paz nacional”, finalizó.

Los jinetes, amazonas, y familias que visitaron a la Virgen de los Milagros, se despidieron de ella y prometieron volver.

http://www.santuariodecaacupe.com

lunes, 24 de noviembre de 2008

Restos de nave brasileña son de buque-hospital

Por Juan José Brull
PASO DE PATRIA
Lunes, 24 de Noviembre de 2008

La Asociación Cultural Mandu'arã presentó a la comunidad de Paso de Patria, Ñeembucú, los documentos oficiales del Archivo Naval Brasileño, que confirman la identificación de la nave Eponina que formaba parte de la flota naval del imperio del Brasil durante la Guerra de la Triple Alianza, cuyos restos yacen hasta hoy en territorio de la comunidad.Este navío fue consumido por un incendio, en enero de 1866, en el riacho Curuzú, en las inmediaciones de Curupayty, con 400 personas entre heridos y tripulantes a bordo. Muchos historiadores y pobladores de este sitio consideraban que se trataba del acorazado Río de Janeiro. Las investigaciones realizadas por el grupo de estudios históricos, con el acompañamiento del historiador naval Jaime Grau, fueron presentadas por la politóloga Silvia Páez Monges, encargada de la investigación. La disertante presentó documentos cartográficos y reportes del servicio de documentación de la Marina de Brasil, correspondientes al suceso que identifican a la Eponina como la nave siniestrada y hoy encontrada en restos (parte de la caldera de lo que fue en aquel episodio bélico) como buque hospital. Páez Monges informó a las autoridades y a la comunidad en general que el trabajo de investigación del Grupo Mandu'arã será donado íntegramente a la comunidad de Ñeembucú. Mandu'arã es una organización sin fines de lucro que trabaja por el rescate de la cultura, la historia y la identidad paraguayas.Este grupo donó a la comunidad de Humaitá un trabajo que los pobladores de este histórico distrito consideran como un tesoro para el rescate de la identidad nacional. Se trata de una investigación sobre las ruinas de Humaitá.Mateo y Eduardo Nakayama elaboraron para Mandu'arã la reconstrucción virtual del templo de San Carlos Borromeo, hoy también en ruinas.
http://www.ultimahora.com/notas/174006-restos-de-nave-brasileña-son-de-buque-hospital
Silvia Páez Monges, acompañada de Manuel Cuenca, mostrando el diseño original de la máquina que se observa en el fondo de la imagen.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Reportaje en Diario Abc Color. Jueves 6 de noviembre.

Grupo que va al rescate histórico
Por Lisandro Cardozo

Integrantes de la Asociación Cultural Manduará, presidida por Fabián Chamorro e integrada entre otros por Eduardo Nakayama, el Arq. Mateo Nakayama, Silvia Páez Monges, María de Lourdes Almada y Carlos Von Horoch, estuvieron en nuestra redacción para presentar el proyecto de rescate del patrimonio histórico, arquitectónico y cultural de la iglesia San Carlos Borromeo, más conocida como las Ruinas de Humaitá.
Silvia Páez explicó que el centro cultural hizo recientemente su presentación oficial en el Museo del Ministerio de Defensa y “ahí expusimos nuestros objetivos y nuestros proyectos en ejecución”.Agregó que “lo primordial para Manduará es el rescate de valores patrióticos y humanos, además de la revisión histórica del Paraguay. El grupo está integrado –apuntó también– por profesionales de distintas carreras, distintos medios incluso del interior y del exterior, pues por medio de la tecnología estamos en comunicación. Semanalmente tenemos reuniones y ahí planificamos charlas, eventos, viajes, etc. Entre nuestros objetivos está interesar y formar a los jóvenes en lo que hacemos, y para ello daremos charlas en las escuelas y los colegios, sobre valores, historia y rescate cultural, desde el año próximo”.Eduardo Nakayama expresó: “Lo que buscamos son el fomento y la difusión de la historia paraguaya, porque somos conscientes del gran vacío cultural que hay en nuestro país y que la formación que reciben no basta. Queremos revitalizar nuestras raíces culturales”.Seguidamente Mateo Nakayama pasó a exhibir un video realizado a partir de fotografías, textos históricos y un relevamiento del lugar, dibujo en 3D de la iglesia que fuera bombardeada despiadadamente por la armada brasileña durante la Guerra Grande, en el recodo del río, a la altura de Humaitá, lugar inexpugnable hasta entonces. Otra de las ideas que presentó el grupo Manduará es la de separar el Día de la Independencia del Día de la Madre, para reivindicar la figura de la mujer con la de Las Residentas y considerarlas de mucha importancia.





Carlos Von Horoch, Fabián Chamorro, Mateo Nakayama, María Almada, Silvia Páez y Eduardo Nakayama.